Noticias

Apoteósico final en Bayona con los toreros, ganadero y mayoral, a hombros

Apoteósico final en Bayona con los toreros, ganadero y mayoral, a hombros

07 Septiembre 2014

Bayona (Francia) Toros de Garcigrande, con movilidad como principal virtud. Con genio el primero; embistiendo a media altura el segundo; exigente el tercero; noble y de poca transmisión, el cuarto; basto, noble y sin clase, el quinto; y noble también el último. Las dos vueltas al ruedo concedidas al segundo y al cuarto se debieron sobre todo a la buena labor de los toreros. La plaza registró un lleno aparente en los tendidos.


Juan Bautista, ovación y dos orejas.
Sebastián Castella, dos orejas y ovación.
Iván Fandiño, oreja y oreja

Los tres toreros salieron a hombros junto al ganadero y el mayoral

El premio al mejor picador fue otorgado a Paco María, de la cuadrilla de Juan Bautista, quien brilló montando a "Destinado" de la cuadra de Bonijol
 



La ciudad francesa de Bayona vivió hoy un apoteósico final de temporada con una corrida en la que los tres toreros -Juan Bautista, Sebastián Castella e Iván Fandiño- salieron a hombros junto al ganadero y mayoral de Garcigrande, ya que dos de sus toros fueron premiados con la vuelta en el arrastre.

El primero de Garcigrande, un toro fuerte, serio, con "guasa" y genio se encontró con un Juan Bautista muy solvente, que le pudo con elegancia. Pinchó antes de dejar una casi entera y dos descabellos, por lo que fue ovacionado.

El cuarto tuvo calidad por el lado derecho pero le falto transmisión. Tuvo la suerte de encontrarse con un torero en estado de gracia, que lo toreó con empaque, suavidad, hondura, temple, clase y torería. Destacaron los derechazos sin ayuda de la espada, por su total relajamiento. Gran estocada en la suerte de recibir, dos orejas y vuelta al ruedo póstuma para el toro.

El segundo fue un toro basto con mucha movilidad, y transmitiendo también una barbaridad a pesar de embestir a media altura. Castella supo dejarle la muleta siempre bien colocada y le tapó los defectos. Dos orejas y vuelta al ruedo para el toro.

El quinto, basto también de hechuras, fue noble pero sin clase. Faena aseada culminada por un final encimista. Pinchazo antes de una estocada caída, y ovación para Castella.

El tercero fue un toro exigente al que Fandiño sometió con mucho poder y entrega. Estocada caída y oreja. Fandiño toreó al sexto, un toro serio, algo basto y noblón, con mucho mimo y temple, a lo largo de una faena encajada y de autoridad. Gran estocada después de un pinchazo y nueva oreja para él.  EFE



 






Últimas Noticias

La Escuela de Tauromaquia de la Diputación de Badajoz reanuda su actividad
Apoyo firme de la Junta de Andalucía a la Tauromaquia
El sector taurino se reúne con el Presidente de la Junta de Extremadura
El Rey de los toreros: Joselito en la poesía (y VII)
El Rey de los toreros: Joselito en la poesía (VI)
El mundo del toro exige la dimisión de Uribes
El Rey de los toreros: Joselito, y “su” música (V)
Antonio Bañuelos, nuevo Presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia
El Rey de los toreros: Joselito, su mausoleo (IV)
Presentado el programa de las escuelas taurinas de Andalucia
El Rey de los toreros: Joselito, torero de Oro (III)
El Rey de los toreros: Joselito, biografía (II)
Entrevista al matador Jorge Martinez "Paquiro"
El Rey de los toreros: Joselito, biografía (I)
Carta abierta de Victorino Martín a Pablo Iglesias, Vicepresidente del Gobierno



Subir