Noticias

El rejoneador Leonardo Hernández pone broche triunfal a la feria de Huesca

Leonardo Hernández

El rejoneador Leonardo Hernández pone broche triunfal a la feria de Huesca

14 Agosto 2015

Huesca. Cuatro toros de Benítez Cubero y dos -quinto y sexto- de Pallarés, deslucidos. La plaza rozó el lleno en los tendidos.

Fermín Bohórquez, oreja y dos vueltas al ruedo.
Leonardo Hernández, oreja, y dos orejas.
Manuel Manzanares, oreja y silencio.
 



El rejoneador Leonardo Hernández salió por la puerta grande, tras cortar tres orejas, en la quinta y última corrida de la feria de Huesca, en la que Fermín Bohórquez y Manuel Manzanares obtuvieron un trofeo cada uno.

UN GANADO PARA OLVIDAR

La corrida de rejones fue un calco de las otras cuatro corridas anteriores donde los protagonistas fueron los toros que no embistieron. Todas las ganaderías que han pasado por la feria han adolecido del mismo mal, es decir, toros muy flojos y mansos, y así es muy difícil ver espectáculo y emoción.

Fermín Bohórquez, que se retira este año, estuvo aseado en la faena del primero de Benítez Cubero, aunque sin hacer tampoco nada del otro mundo. El caso es que el público disfrutó y le premió con una oreja.

En el segundo suyo, de Pallarés, Bohórquez tan sólo propinó un rejón de castigo al toro, pero, al rematar dos veces contra el burladero, el astado se quedó muy mermado, y poco pudo hacer más el veterano rejoneador, recibiendo los aplausos del público en las dos exageradas vueltas al ruedo que dio.

Leonardo Hernández fue el mejor de la terna al realizar dos faenas de mérito, adornando su actuación con bonitos alardes, que gustaron al público, que le premiaron con una oreja.

En el quinto, un toro de Pallarés de 490 kg, tal vez le dio demasiado castigo Leonardo Hernández al propinarle los dos correspondientes rejones, aunque, no obstante, supo exprimirlo después y sacarle el máximo partido, teniendo que hacer todo él.

Las banderillas al quiebro, el tierra a tierra, al violín o las batidas de dentro a fuera hicieron las delicias del público para forzar a la presidencia, que estuvo muy magnánima, a darle las dos orejas y salir a hombros por la puerta grande.

Manuel Manzanares tuvo el peor lote. Su primero fue un toro manso y sin fuerzas, que se quedaba parado continuamente, con el que lo intentó todo el jinete.

En el que cerró plaza, más de lo mismo, con un astado que se caía continuamente y que no colaboró lo más mínimo, por lo que Manzanares se limitó a realizar lo más básico y acabar como pudo porque hasta con el rejón de muerte tuvo problemas Manzanares, para mandarlo al desolladero, tras dos pinchazos y descabello.

EFE



 






Últimas Noticias

Perera emula a Sánchez Mejías en la evocación de la Generación del 27
Enrique Ponce dona a la Fundación Aladina el Premio Nacional de Tauromaquia
La asociación andaluza de escuelas taurinas “Pedro Romero” celebró su asamblea anual en osuna el 9 de diciembre
El Ateneo de Cádiz recuerda a Rafael Ortega
Lama de Góngora, triunfador en el mano a mano de Calvillo
Oreja de poco peso a Sergio Flores en la Plaza México
El Puerto celebrá un debate coloquio sobre la temporada 2017
Guillermo Hermoso de Mendoza corta tres orejas en Cholula
Gran triunfo de Andy Cartagena, cuatro orejas y un rabo en Teziutlánn
El Constitucional suspende la ley balear que prohíbe matar a los toros en las corridas tras el recurso del Gobierno
El novillero Manuel Ponce cierra temporada con una fiesta campera benéfica
Ponce corta dos orejas a un toro de regalo en la Monumental de México
Roca Rey sale a hombros y gana el Escapulario de Oro en la última de Acho
Navidades Taurinas-Solidarias en la Asamblea Taurina de Cádiz
Triple puerta grande en la Plaza Belmonte al finalizar la corrida goyesca



Subir