Noticias

Perera abre la puerta grande en su presentación como matador en Guadalajara

Perera abre la puerta grande en su presentación como matador en Guadalajara

16 Septiembre 2016

Guadalajara. Tres toros de Torrehandilla (primero, segundo y sexto) y uno de Torreherberos (tercero), desiguales de presentación, descastados y vida; y dos "remiendos" de José Vázquez (cuarto y quinto), más aparentes y moviéndose más que los titulares, aún sin llegar a ser tampoco nada del otro mundo, de ahí que no tuviera sentido la vuelta al ruedo que concedieron al quinto.  La plaza registró más de tres cuartos de entrada en tarde soleada y progresivamente fresca

Sebastián Castella, de azul rey y oro: casi entera trasera y atravesada, y descabello (silencio); y media muy baja y atravesada, casi entera también muy defectuosa y (silencio tras aviso).
Miguel Ángel Perera, de ciruela y oro: pinchazo y estocada (silencio tras petición); y estocada trasera y desprendida (dos orejas tras aviso).
Iván Fandiño, de verde esperanza y oro: pinchazo, otro hondo y descabello (silencio); y estocada y descabello (oreja con petición de la segunda).

 



El diestro Miguel Ángel Perera cortó dos orejas a un toro de José Vázquez, premiado de manera desmedida con una vuelta al ruedo en el arrastre, y salió a hombros en la tarde de su debut como matador de toros en Guadalajara, en el segundo festejo de su feria en honor a la Virgen de la Antigua.

EL TEMPLE, ARMA INFALIBLE

Cartel de campanillas en Las Cruces con Sebastián Castella, Miguel Ángel Perera, que hacía su debut en Guadalajara, e Iván Fandiño conformando la terna de mayor relumbrón del ciclo alcarreño de la Virgen de la Antigua. Pero, como ya ha ocurrido en pasados años, el reclamo de las figuras trajo consigo un envío ganadero de lo más inservible por descastado y moribundo.

Solamente los dos "remiendos" de José Vázquez que completaron el infumable envío de Torrehandilla y Torreherberos tuvieron algo más de prestancia que los titulares, sin ser tampoco nada del otro mundo, y con uno de ellos, concretamente el quinto, surgió un templadísimo Perera, que logró las dos orejas para el deleite de unos tendidos sumidos hasta ese momento en un bostezo interminable.

Con mucha suavidad trató de conducir Perera a este quinto toro, toro noblote y dócil, pero justito de raza y fuerzas, y con tendencia a buscar la huida. No obstante, pudo más esta vez el temple y la actitud del torero de la Puebla de Prior, haciéndolo todo a favor de obra para lograr muletazos de inmaculado, largo y cadencioso trazo sobre todo al natural.

No pudo torear más despacio Perera, muy a gusto, asentado y recreándose también en el toreo en redondo y varios alardes ya en las postrimerías. Estocada a la primera y dos orejas para él. Lo que no se explica fue la vuelta al ruedo que concedieron al astado, incomprensible y, sobre todo, desproporcionada.

Su primero fue otro toro noble pero muy justo de todo, quedándose muy corto y protestando los engaños con un molesto calamocheo. Perera le robó pases de uno en uno en una faena templada y tesonera pero carente de emoción por lo poco que aportó el astado. Le pidieron la oreja, pero tras el arrastre los tendidos enmudecieron.

Castella apenas tuvo enemigo en su primer turno. Toro sin fuerzas ni casta, que, además, como buen manso, buscó pronto el refugio de las tablas. El francés lo probó por uno y otro lado antes de quitárselo del medio a la mayor brevedad.

El cuarto, primer "remiendo" de José Vázquez, tuvo algo más de motor y Castella, tras dos pendulazos en la apertura, llevó a cabo una labor de aseada y correcta estructura en la que, a pesar de faltarle limpieza, se le vio fácil y solvente con su antagonista. No faltaron tampoco circulares y manoletinas antes de echarlo todo a perder con los aceros.

Con un ramillete de gaoneras saludó Fandiño a su primero, al que indultaron en varas, y así y todo se derrumbó el animalito antes, incluso, del primer muletazo. A partir de ahí no cesó de perder las manos el de Torreherberos, desluciendo todo lo que trató de llevar a cabo el hijo pródigo de la afición alcarreña, alargándose en exceso y vendiendo el barato ante un animal prácticamente sin vida.

El renuente y paradito sexto tampoco terminó de pasar en ningún momento en la muleta de un templado y comunicativo Fandiño, que, a base de entrega y de buscar el calor de las peñas, que le quieren con locura, cortó una orejita. EFE



 






Últimas Noticias

Ministerio de Cultural confirma su compromiso con la Tauromaquia
El adios del “Bombero Torero y sus enanitos”.
Una cornada al mexicano Castellanos en una novillada con destellos de "Toñete" y Marcos
Se impuso la maestría
Daniel Luque triunfa en Pachuca y corta dos orejas
José Tomás toreará el 12 de diciembre en México por las víctimas del terremoto
Hermoso de Mendoza cierra a hombros la temporada taurina en plazas de primera
Triunfal broche en Jaén con Ventura, Fandi y Curro Díaz a hombros
Padilla corta 4 orejas y un rabo en corrida dio alternativa a Antonio Cama
Lama de Góngora cuaja una buena faena y corta dos orejas en Ajacuba (México)
Cayetano Rivera recibe el alta hospitalaria tras su grave cornada
"Titanico" de Bohorquez cierra El Pilar 2017
Triunfalista derroche de orejas, entre el populismo y el fervor patriótico
Ventura y Luis David Adame triunfan en la "Pinzoniana" de Palos
Curro Díaz, primer triunfador de la feria de San Lucas de Jaén



Subir