Noticias

Remontada de Isiegas tras tres avisos;cornadas Ángel Sánchez y Jesús Chover

Jorge Isiegas,

Remontada de Isiegas tras tres avisos;cornadas Ángel Sánchez y Jesús Chover

20 Julio 2017

Valencia. Seis novillos de Los Maños, de muy desigual presentación, desde los más terciados y vareados hasta los de mayor volúmen o bastos, aunque todos cornicortos. Primero, segundo y cuarto tuvieron distinto grado de nobleza y calidad en el último tercio. El resto sacó ciertas complicaciones por su falta de fondo o su actitud defensiva. Primer festejo de abono de la feria de Julio, con algo menos de un cuarto de entrada en los tendidos (unas 2.500 personas), en tarde ventosa.



Jesús Chover, de azul noche y oro: estocada trasera contraria y dos descabellos (ovación tras aviso). Herido por el cuarto.

Ángel Sánchez, de salmón y oro: tres pinchazos (herido). Remató al novillo Jesús Chover de pinchazo y estocada desprendida (silencio tras aviso).

Jorge Isiegas, de blanco y plata: doce pinchazos y bajonazo (silencio tras tres avisos); estocada trasera (ovación), en el que mató por Jesús Chover; estocada desprendida (oreja), en el que mató por Sánchez; y pinchazo, pinchazo hondo, media estocada y descabello (silencio tras aviso).

Sánchez fue atendido de una cornada en el tercio medio de la cara interna del muslo derecho, con una longitud de 15 cms. que toca el músculo sartorio, y con una trayectoria inferior de 12 cms. que destroza fibras musculares del vasto interno.

Al cierre de esta reseña, Chover estaba siendo atendido de una cornada en el brazo izquierdo y de un puntazo leve en la espalda

El aragonés Jorge Isiegas, que tuvo que lidiar cuatro novillos a causa de las cornadas sufridas por sus compañeros de terna, protagonizó una meritoria remontada hoy en Valencia al acabar cortando una oreja del quinto depués de escuchar los tres avisos en su primero, durante el festejo que abría a Feria de Julio.

OREJA CONTRA LAS CIRCUNSTANCIAS

De repente la tarde se puso cuesta arriba. Y no porque los novillos de Los Maños se lo hicieran pasar especialmente mal a los noveles, que, parafraseando al monarca, no hicieron hoy el paseíllo en Valencia pensando en que tendrían que lidiar contra las circustancias.

Pero el molesto y fresco viento, que solo agradeció el público, así como el azar, que tanto cuenta en el toreo, hicieron que mediada la lidia del cuarto novillo dos de los matadores se encontraran ya en la enfermería y el tercero, el aragonés Isiegas, sumido en el desaliento tras ser incapaz de meterle la espada a su novillo hasta el decimotercer intento.

Ya para entonces, antes de que el animal muriera en el ruedo, había asomado por tercera vez el pañuelo blanco del presidente marcando el tiempo límite de la faena.

Así que el novillero maño no solo tuvo que remontar la dura circusntancia de tener que enfrentarse todavía a tres novillos sino también la de remontarse a sí mismo y dejar de lado la inseguridad que mostró con el que le echaron al corral.

Todavía le costó asentarse con el cuarto, el que hirió al valenciano Chover pero que resultó noble y asequible, aunque al menos, como a este lo mató a la primera, pareció ahuyentar así los fantasmas del anterior.

Fue ya con el quinto, un cárdeno tan claro que llegaba casi a ensabanado, con el que aragonés se calentó y se asentó por fín sobre la arena, aunque los pases no siempre les salieran limpios frente las desrazadas embestidas. Y fue como vio ya el fruto de su esfuerzo, como fue esa oreja balsámica que paseó tras otra estocada a la primera.

Porque aún pudo llevarse otra más del sexto, un novillo bastote y manejable pero sin gran fondo, con el que Isiegas logró, ahora sí, los mejores y más aplomados muletazos de su actuación antes de fallar con la espada.

Pero el mejor y más sólido toreo de la tarde lo hizo el madrileño Ángel Sánchez con el segundo, un fino utrero de Los Maños que tomó con clase y medida entrega los vuelos de una muleta que le condujo siempre con temple y profundidad, a pesar del viento que le restaba precisión al manejo de la tela.

Fue después de dos pinchazos cuando Sánchez se volcó en el tercer intento con la espada y quedándose un instante parado en el embroque para profundizarla, lo que el novillo, cornicorto y certero, aprovechó para meterle el pitón por el muslo derecho, cerrando así con sangre su presentación en Valencia.

La cornada de Jesús Chover, el otro damnificado, llegó de forma súbita también, una vez que, tras saludar al cuarto novillo a portagayola, lancearlo mirando al tendido y banderillearlo con vistosidad, muy en la línea "sorista" que tanto gusta en esta plaza, el novillero local se dispuso a iniciar la faena de muleta citándolo de rodillas en los medios.

El utrero se le arrancó con fuerza, pero se le venció en el último momento y, sin darle tiempo a reaccionar, le arrolló y le prendió por el brazo izquierdo, llevándole así colgado durante unos metros hasta provocarle, al parecer, bastantes destrozos en la extremidad.

Antes, con el primero, cuando el viento resultaba el único incoveniente, Chover brilló también con los palos aunque no llegó a cuajar, por la imposibilidad de controlar la muleta, todas las buenas embestidas que tuvo el animal

EFE - Paco Aguado
 



 






Últimas Noticias

Álvaro Domecq pregonero en Ronda
Oreja de ley para Pepe Moral en el cierre de Mont de Marsan
Diego San Román, oreja en una buena novillada de Zacarías Moreno en Valencia
Las figuras se imponen a una mansa corrida de Alcurrucén en Roquetas de Mar
Seis de Zacarias Moreno para hoy en Valencia
El Fandi y un buen toro de El Pilar salvan la tarde en Roquetas de Mar
Ponce y Castella puerta grande en Mont Marsan
Gómez Valenzuela destaca en la semifinal de las escuelas de Andalucia
Finito de Córdoba vuelve a Almagro once años después
Angel Jimenez ovacionado en Las Ventas
Triunfal alternativa de Miguel Angel Pacheco en La Linea
Emilio de Justo a hombros con una encastada corrida de La Quinta en Mont de Marsan
El novillero Álvaro Garcia recoge el capote de paseo del "Asador de Castilla"
Gran Semifinal de novilladas de jóvenes valores de Andalucia
El Primi, Pablo Páez y Villita, finalistas del Ciclo de Promoción 2018 en Sevilla



Subir