Noticias

El Rey de los toreros: Joselito, biografía (I)

El Rey de los toreros: Joselito, biografía (I)

17 Mayo 2020

El Rey de los toreros: Joselito, biografía (I)

 



 

Nació el 8 de mayo de 1895 en una Finca propiedad del Ducado de Alba en Gelves, era el más pequeño de una familia numerosa de seis hermanos donde no existía otro tema que el relacionado con el mundo del toro, tanto por los Gómez como por los Ortega. Su padre Fernando Gómez García, matador de toros, su madre la bailaora Dª Gabriela Ortega gaditana de dinastía flamenca y torera, su hermano Rafael fue matador de toros, Fernando novillero y su peón de confianza, su hermana Gabriela casó con su primo Enrique Ortega “el Cuco”, primero matador de toros y luego su subalterno, Dolores con Ignacio Sánchez Mejías y Trinidad con Manuel Martín-Vázquez, también matadores de toros.

 

Como su padres y sus hermanos, adopto el sobrenombre de “Gallito” por un tío suyo, José Gómez García, subalterno de “Lagartijo” quien decían banderilleaba dando unos saltitos y pasitos que parecía un gallo. Huérfano a los dos años se traslada la familia al Barrio de Triana. A los 6 años ya decide que lo suyo era el toro, se deja coleta natural como por entonces hacían los profesionales, cambiando los libros y lápices por el estoque y la muleta, sustituyendo la escuela por la Alameda de Hércules y la Finca “La Barqueta”, propiedad del doctor D. José Sánchez, padre del que iba a ser cuñado Ignacio Sánchez Mejías.

 

Así de prematuro empieza a participar en tentaderos, sobre todo los organizados por D. Eduardo Miura y D. Felipe de Pablo- Romero con los que llegaría a tener gran amistad, pasando D. Felipe de tratarlo como un hijo por entonces al odio más absoluto en años posteriores. Recién cumplido los trece, el 13 de mayo tuvo un mal debut de luces en Jerez junto a los también sevillanos José Puerta “Pepete” y José Gárate “Limeño”, siendo devuelto su segundo becerro de Cayetano de la Riva. Aunque la intención era mantener a la joven terna, Pepete se retira al segundo festejo, mientras Limeño y José continúan toreando por tierras portuguesas. A mediados de la temporada del 11 sus actuaciones se independizan, y continúa con gran éxito matando a la finalización de la misma un toro a puerta cerrada en la Maestranza que lidió, banderilleó y mató sin dificultad como preparación y prueba para su futura presentación en la capital y toma de alternativa.

 

 

En 1912 para su debut en Madrid, el día 13 de junio, cuando reconoció la novillada apartada para su debut en los corrales, inmediatamente mandó rechazarla al no considerar el ganado digno para su presentación en la capital, pidiendo fuera sustituida por una corrida de toros de Olea, que prevista para otro festejo, se encontraba en una finca próxima a Madrid. Y así se hizo, la prensa de la capital fue unánime, todo fueron elogios por su actuación. Aquella tarde, como la primera en Sevilla, los críticos del momento escribieron maravillas. Hay que decir que la novillada rechazada fue posteriormente lidiada en Valencia sin el menor reproche de trapío.

 

Esa misma temporada sufrió su bautismo de sangre en Bilbao, lo que le hizo perder algunas actuaciones. Esta cogida provocó que el doctorado fuera el 28 de septiembre en Sevilla, y no en Madrid como estaba prevista, con toros deslucidos de Moreno Santa María junto a su hermano y padrino Rafael “el Gallo” y de testigo Antonio Pazo, luciendo sobre todo en banderillas. Tres días después, el 1 de octubre, le confirmó también su hermano Rafael, a la vez que a su cuñado Manuel Martín-Vázquez II le doctoraba Vicente Pastor, en festejo de ocho toros de Veragua dando buena imagen sin gran lucimiento.

 

En la temporada del año 13, fracasado el intento de hacerle competir con su hermano Rafael, la competencia es con el mayor de los Bombita, Ricardo. Con desprecio y prepotencia por parte de los partidarios de Bombita, empezó en la Feria de Abril con un cartel compuesto por los Gallo y los Bombita, Ricardo y Manuel. Así compartieron cartel varias tardes más, hasta quedar demostrada la superioridad de Gallito, lo que posiblemente precipitó la retirada de Ricardo a finales de esa misma temporada en el mes de octubre con el culpable en el cartel.

 

El menor de los Gallo había vengando las muchas tardes que un Rafael impotente sucumbía ante la regularidad de Bombita. Ese año, el 5 de junio, alternando con Bombita III y Rafael, Joselito cortaba su primera oreja en Madrid. La temporada siguiente fue un reto constante con Juan Belmonte, la mayor de las competencias en la historia del toreo. Este año y el siguiente fueron tardes memorables donde el toreo del de Gelves, al que le valían más toros, generalmente se imponía al del trianero, cuyo afán por superarle le causaban mayor número de cogidas y percances. En 1915 una de sus faenas en la Maestranza de Sevilla, el 30 de septiembre, supuso la primera oreja que se cortaba en ésta plaza. Esto fue en una corrida donde actuaba en solitario, lo que prodigó aquel año y el siguiente en plazas de primerísima categoría como Madrid, Sevilla, Málaga, Zaragoza, Andujar, San Sebastián, Bilbao, Vitoria, Salamanca y Valencia, además de faenas inolvidables en casi todos los cosos de la península.

 

Joselito dominaba todo lo que se movía alrededor del toro, fue líder del escalafón desde la temporada de 1913, la que menos festejos lidió con 74, hasta la del 18 pasando de la centena la 15 (102), 16 (105) y 17 (103). Belmonte, en el año que contrajo matrimonio, el 18, decidió descansar la temporada española, centrándose toda la atención taurina en José quien además fue nombrado presidente del Montepío de Toreros. La temporada del 19 no había sido la mejor para el diestro, el 25 de enero moría su madre, Dª. Gabriela, sufría una cogida y una enfermedad que le hizo bajar en número de festejo, además del amor imposible con Guadalupe de Pablo-Romero, hija de D. Felipe, quien una vez supo el sentimiento que se profesaban desde su infancia, se negó rotundamente a que su sangre noble jamás cruzara con una gitana, por parte materna. Dicen que Joselito llegó a pensar hasta en su rapto. Guadalupe, tras la muerte del torero quedó soltera para siempre y en su testamento que nunca le faltaran flores en su tumba. Estos motivos pudieron ser los que llevaron al diestro por primera vez en su carrera hacer temporada en América y no pasar el invierno en España envuelto en malos recuerdos.

 

Sergio Perez Argaón

 

 

Próximo: El Rey de los toreros: Joselito, biografía (II)



 






Últimas Noticias

Las plazas sin toros de África
Manzanares dice que la situación del sector taurino es crítica
Presentada la Memoria 2019 y el Ciclo de Novilladas de Promoción de las Escuelas Taurinas Andaluzas 2020
Presentada la corrida de toros mixta del 1 de agosto en Osuna
Festejos a emitir por televisión
La empresa Lances de Futuro organizará los festejos taurinos de este verano en El Puerto de Santa María
Aforos de la «nueva normalidad» en las plazas de toros
La afición taurina abarrota los aledaños de Las Ventas en defensa del toreo
Las Ventas cumple 89 años de gran historia pero sin fiesta ni "invitados"
Pamplona, Málaga, Alicante y Santander reivindican los toros en sus calles
El aforo autorizado en Castilla-La Mancha para los festejos taurinos llega hasta el 75%
Andalucía permitirá un aforo máximo en las plazas de toros del 50%
La Comunidad de Madrid edita una revista digital sobre la figura de Joselito “El Gallo”
El Ministro de Cultura se reúne con el sector taurino
La Comunidad de Madrid reafirma su apoyo al sector taurino ante el Presidente del Gobierno



Subir