Noticias

El Fandi y Cayetano cortan un rabo en Granada

David Fandila

El Fandi y Cayetano cortan un rabo en Granada

09 Abril 2011

Granada. Festival benéfico a favor de la Fundación Granadown. Tres cuartos de plaza. Se han lidiado novillos de Fermín Bohórquez y Enrique Ponce, nobles.

Diego Ventura, ovación;
Enrique Ponce, oreja;
'El Cid', oreja;
El Fandi, dos orejas y rabo;
Cayetano,dos orejas y rabo, y el novillero
Miguel Hidalgo, .dos orejas



A golpe de corazón y a ritmo de solidaridad. Con la misma ilusión y entrega con que las familias y profesionales de Granadown luchan cada día, hombro con hombro, para construir un futuro mejor para sus alumnos. Con el mismo coraje con el que encaran, año tras año, los muchos proyectos emprendidos y las dificultades encontradas en el camino. Con el mismo espíritu de superación de quienes nunca ven un techo y jamás se dan por vencidos. Con la misma alegría de los que sólo buscan la felicidad de los demás. Con el mismo orgullo y satisfacción de ser partícipes de una obra importante. Con el mismo sentimiento de quien despliega su sensibilidad y lo mejor de sí mismos para darlo todo en servicio de una buena causa. Así lo vivieron y así lo expresaron todos los actuantes de la decimoquinta edición del festival a beneficio de Granadown, que ayer inauguró con gran éxito la temporada en la Monumental de Frascuelo. Y triunfos artísticos aparte -que los hubo e importantes- lo mejor de todo fue comprobar, una vez más, que el público sigue respondiendo a esta cita solidaria, que tan acertadamente emprendió en su día el maestro Enrique Ponce y que aún hoy mantiene intacto su poder de convocatoria gracias a una brillante trayectoria de éxitos y a la participación de muchas y buenas voluntades.

Dicen los muy sabios que todo cuanto se hace de corazón en esta vida vuelve antes ó después y en el caso del diestro de Chiva la recompensa a todos sus esfuerzos en este festival se convirtió ayer en una triple gratificación: como alma máter del festejo, como torero y como ganadero. Porque los novillos de su propiedad que saltaron al ruedo del coso capitalino demostraron una gran clase y sólo la justeza de fuerzas de que hicieron gala en mayor o menor medida impidió un festejo aún más redondo, si cabe. Los astados de peor fondo, curiosamente le correspondieron al propio titular y a Manuel Jesús 'El Cid', aunque, claro, en semejantes manos el defecto acabó por convertirse en virtud.

Ponce, que ya había deleitado a la concurrencia con su exquisitez habitual tiró de conocimiento para tapar al novillo cuando éste comenzó a protestarle porque ya se quedaba muy corto. Acabó cortándole una oreja y otra más, de mucho peso, fue a manos de Manuel Jesús 'El Cid'. En este caso, el de Salteras pareció ejercer de improvisado adivino, además de excelente torero, porque sólo él pareció presagiar el buen desenlace de su faena. No auguraba nada bueno el burel tras derrumbarse varias veces, pero 'El Cid' no sólo logró recuperarlo sino también exprimir toda la nobleza que llevaba dentro y, a la postre, firmar una faena de larga duración. Increíble, pero cierto. Tan cierto como que David Fandila 'El Fandi' vuelva a triunfar en su tierra, pero con el mérito de mantener siempre intacta su capacidad de sorpresa y su particular idilio con el tendido. Cada vez más poderoso, seguro y profundo, al ídolo local no se le pudo pedir más frente al buen cuarto. Apuró mucho en las distancias y volvió a sentar cátedra en cuatro pares de banderillas.

Presentaciones afortunadas

Además del citado 'Cid', las otras grandes novedades de este festival venían representadas por el rejoneador Diego Ventura, Cayetano y el novillero granadino Miguel Hidalgo. Los dos últimos -porque capítulo aparte merece Ventura- supieron responder claramente a la expectación creada. Cayetano caló con fuerza por sus ganas, torería e improvisación e Hidalgo porque no se amilanó ante semejante compromiso. Asentó con firmeza las zapatillas, corrió la mano y sorprendió por su claridad de ideas. Máximos trofeos para Cayetano y doble trofeo, muy merecido también, para el granadino.

Un genio

Lo de Diego Ventura en la Monumental de Frascuelo sólo puede describirse con una palabra: genialidad. El rejoneador luso-sevillano, que ayer inauguraba su campaña española, tuvo el gesto de regalar el sobrero de Fermín Bohórquez para sacarse la espina que le había dejado el parado primero. Y el destino -ya lo decíamos, generoso con las buenas obras- quiso traerle otro ejemplar del mismo hierro que tuvo toda la codicia y el empuje que le faltó al anterior. Y a esa emoción de la bravura, recompensada con la vuelta al ruedo, se unió la capacidad de un torero que se rompió por completo y acabó poniendo al público en pie. El mejor broche posible para la tarde. Granadown se lo merecía.

ideal.es
 



 






Ăšltimas Noticias

Juan Bautista sufre una cornada de 13 centímetros en el muslo derecho
Escribano, oreja con una imponente y variada 'victorinada'
Padilla toreará el jueves en Lisboa para despedirse de la afición portuguesa en su retirada de los ruedos
El Juli: "Gracias al toro por hacerme feliz y sacar lo que soy de verdad"
“Bodegón”, de Victorino Martín, inaugura la Feria de San Mateo de Logroño 2018
Tauroemoción presenta el festival taurino homenaje a José Luis Palomar en Soria
La Comunidad de Murcia presenta el II Congreso Internacional de Tauromaquia
Roca Rey, Mejor Faena de la Feria de Albacete 2018 del restaurante “El Callejón”
Diego Ventura se alza con el I Trofeo Iván Fandiño en Guadalajara
Otros festejos celebrados hoy
David Mora indulta un toro de Mayalde en el triunfal festejo de Bargas
Talavante abre la última Puerta Grande de la feria de Albacete
Juan José Padilla contacta con Paco Ureña
Seis de Parlade para hoy en Albacete
Paco Ureña tiene movilidad en el ojo izquierdo y en el párpado



Subir