Noticias

Un gran toro de Peña, una faena maciza de Esaú y las genialidades de Conde

Esau Fernández

Un gran toro de Peña, una faena maciza de Esaú y las genialidades de Conde

29 Enero 2012

Ajalvir (Madrid). Menos de media plaza. Toros de Lopez Gibaja para rejones y Fernando Peña para lidia a pie, el sexto premiado con la vuelta al ruedo.

Joao Moura, silencio en ambos;
Javier Conde, silencio y oreja;
Esaú Fernández, oreja y dos orejas y rabo



ENTUSIASMO A PESAR DEL FRÍO



Frío intenso como el día anterior, aunque el festejo tuvo cosas muy candentes que hicieron la tarde muy llevadera. Lo más sobresaliente, la gran faena de Esaú Fernández al último toro, al que hay que distinguir también con un punto y aparte por su bravura, clase y duración.

Un toro que en otra plaza de más entidad, taurinamente hablando, es posible que hubiera alcanzado el indulto, que se llegó a pedir.

De entrada el animal puso la emoción y dio mucha importancia a la labor del torero, quien a su vez "se metió" mucho con él para que a la postre la faena resultara maciza, sobre la base del valor y la estética. Muy bien toro y torero.

Esaú entusiasmó con el capote en un exquisito recibo a la verónica de manos bajas, "p'atalante" y capote mecido. Con la muleta destacó el toreo en redondo, en series largas, limpias, ligadas y ajustadas. Y siempre a más. Paseó los máximos trofeos.

En el anterior, un toro con menos recorrido pero de mucha bondad, no terminó de "romper" la faena pese a algunos pasajes sueltos también muy estimables, sobre todo en la distancia corta. Aquí obtuvo el sevillano la primera oreja del festejo.

De Javier Conde, lo primero a destacar, su presencia en el cartel. Un lujo, un torero de su vitola, dándole importancia al festejo y a la historia de la plaza. A partir de ahora se utilizará su nombre como reclamo para traer a Ajalvir a matadores de toros de tan buen marchamo. Eso a pesar de que luego las cosas le salieron sólo a medias.

No dio de sí el primero de su lote, toro gordo, basto y probón. Como tampoco el torero dio el paso adelante. El otro acompañó más, y hubo momentos de palpitante toreo. Más allá incluso de la pinturería y las pinceladas, aunque sin el hilván suficiente, Conde lució al natural la espléndida genialidad de su estilo único.

En primer y tercer lugar, el joven rejoneador Moura cumplió una primera faena irregular y anduvo más centrado en la otra, ajustándose en ésta más en los embroques y clavando arriba y muy reunido. Pero marró en las dos con el rejón de muerte, y en ambas se hizo el silencio. EFE



 






Últimas Noticias

Juan José Padilla se encuentra con el Papa Francisco
El Delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla visita la Escuela Taurina Antonio Osuna
Chiclana contará con una escultura homenaje al maestro Emilio Oliva
Granada, un nuevo capítulo de la FTL
"El toreo cómico, el gran olvidado en la Fiesta", este viernes en El Puerto
El X Bolsín Taurino “Villa de Candeleda” designa los semifinalistas
Pablo Aguado sustituye a Enrique Ponce en Morón de la Frontera
Diversas Asociaciones Taurinas de Jerez apoyan a los jóvenes valores de la tauromaquia.
El Aula Taurina de Sevilla celebra su “Acto Académico-Taurino Anual
El sabor de Finito y la raza de 'Damasco' ponen el broche de calidad a Valencia
El Presidente de La Rioja clausura el acto de entrega del Zapato de Oro de Arnedo
Antonio Pérez, 50 años de alternativa
Un serio percance de Ponce marca para mal la fría corrida de vísperas
La XXI Noche Taurina de Conil con Patxi Arrizabalaga
Dos de Los Espartales y cuatro de O. Jimenez para hoy en Valencia



Subir