Noticias

Oreja para el Fandi en Valencia

Oreja para el Fandi en Valencia

24 Julio 2009

Valencia. 5ª de Feria. Casi Lleno.Toros de Parladé, desiguales de presentación y flojos

Morante de la Puebla, pitos y bronca.
El Juli, ovación con saludos en ambos.
El Fandi, silencio y oreja con petición de la segunda.



FICHA DEL FESTEJO

TOROS:

Toros de Parladé, aceptablemente presentados, aunque con sospechas de "afeitado", en el límite de las fuerzas y de la mansedumbre, que aun sin molestar tampoco "sirvieron". El mansísimo primero y el bronco quinto, imposibles. El sexto, el mejor, fue buen en la muleta.

ESPADAS:

José Antonio "Morante de la Puebla": cuatro pinchazos (pitos); y dos pinchazos (bronca).

Julián López "El Juli": pinchazo, estocada trasera y un descabello (ovación); y pinchazo hondo y estocada "en el rincón" (ovación).

David Fandila "El Fandi": estocada y descabello (ovación); y estocada caída y descabello (una oreja con petición de la segunda).

INCIDENCIAS:

Una oreja para David Fandila "El Fandi" del único toro bueno de un deslucido encierro fue el único pasaje de interés de un festejo sin historia, en el que "Morante" rondó la desvergüenza y "El Juli" no tuvo lote propicio, hoy en Valencia (este). La plaza tuvo lleno sin apreturas en tarde de calor soportable a la sombra

 

CRÓNICA DEL FESTEJO

Un solo toro y sin aprovechar

Volvió a responder la gente en la segunda de las dos corridas que realmente tienen interés en este ciclo valenciano en honor de San Jaime que de unos años a esta parte llaman "Feria de Julio". Pero nadie estuvo en justa correspondencia con la parroquia.

No fue un encierro como para tirar cohetes, sin embargo, con alto índice de toreabilidad como se dice ahora. Y los toreros por allí nada más. Que una cosa es pasar al toro y otra llevarlo toreado. Lamentablemente nada de esto hubo en la tarde.

A "Morante" se le cruzaron los cables al comprobar las nulas posibilidades del que abrió plaza, un borrico del más absoluto descastamiento y alarmante invalidez. No podía el toro, y no quiso el torero. Ausente "Morante" en un breve trasteo por la cara mientras la gente se desgañitaba pitándole.

Más metido en el papel de la desvergüenza, "Morante" le cogió un miedo atroz al cuarto. Un detalle más allá de la desfachatez, de verdadera impotencia, cuando el propio torero se echó para atrás al ver a su picador Aurelio Cruz derribado en la cara del toro. No fue capaz de meter el capote, ni ademán de moverse.

Y ya muleta en mano, dos trapazos con el mando a distancia. Más que precauciones pánico lo que tuvo "Morante". La bronca y los improperios que escuchó fueron de los que hacen historia.

"El Juli" no dijo nada en su primero, toro un punto distraído y que remataba los viajes con la cara siempre arriba. Derechazos y naturales sin fuste. Si acaso en el epílogo de faena, en un socorrido circular por detrás, "El Juli" llegó a fijar la atención del público más que la del toro.

El quinto fue un animal verdaderamente desaborío, con genio y embistiendo a oleadas, que trajo de cabeza a la cuadrilla en banderillas. "El Juli" resolvió la papeleta poniéndose en el sitio, al menos intentándolo. En corto le hizo pasar para allá y para acá, sin terminar de armar faena. Demostrado que no había nada que hacer tomó la espada, y punto.

"El Fandi" brindó en sus dos toros su habitual espectáculo en banderillas, variado, fácil y muy seguro al clavar. En su primero se lució también con el capote en una larga cambiada pegado a tablas y en airosos lances a la verónica. Pero nada con la muleta. No colaboró el toro lo más mínimo, ni él esperó lo suficiente para engancharlo. Se frenaba el toro y se quitaba el torero. Le ovacionaron en recuerdo del segundo tercio.
A punto de ahogarse la tarde en el inmenso y desolador mar de la desesperanza salió un gran toro, el último, que repetía con nobleza y por abajo, y con mucha "transmisión" en su forma de embestir. "El Fandi" aguantó aquel chaparrón de bravura como pudo. Al menos no le faltó disposición para dar pases a destajo, eso sí, muy pocos en condiciones. De hecho no remató ni uno por debajo de la pala del pitón. Tampoco es que llegara el hombre al maltrato del animal, pero ni mucho menos estuvo a la altura del toro. Le dieron la oreja porque algo es algo en tan pésimo contexto como tuvo la tarde.

J.M. Núñez - Agencia EFE



 






Ăšltimas Noticias

Padilla cuatro orejas en Calvillo (Méx)
Puerta grande para Antonio Ferrera y gran toreo de Juan Pablo Sánchez
Joselito Adame abandona el hospital
Padilla triunfa en la Monumental de Zacatecas
Vuelve Antonio Ferrera a Ciudad de México junto con dos jóvenes promesas
Joselito Adame sufre una cornada en el campo
Cancelada la temporada taurina 2019 en Medellín
Solaíto, triunfador del Certamen Provincial de Escuelas Taurinas de Cádiz
El Fandi indulta a "Retador" en Quito (Ecu)
Repunta el número de festejos taurinos en Castilla y León durante la temporada 2018
El PP expresa su apoyo a caza y toros como "parte del patrimonio" nacional
Convocada la VIII Jornada “Elogio – Orgullo de una Profesión” de la UNPBE
Miguel Ángel Perera, con nuevos apoderados
En Chiclana se habló de toros en El Puerto
La Feria del Toro de Olivenza produce un impacto económico de 5,3 millones de euros



Subir