Luis Ángel Iñigo

Luis Ángel Iñigo

Informador taurino

21 Agosto 2015

Dudo que a la tercera “venga la vencida”

No es difícil resumir lo acontecido artísticamente este año en la temporada taurina portuense, ya que desde que se presentaron los carteles los aficionados salimos disgustados del Castillo de San Marcos y con la sensación de que la confección de los mismos era muy mejorable, tanto en calidad como en cantidad y los informadores taurinos con el “borrador” hecho de lo que iba a suceder en cada festejo.

Cuando en este medio di mi opinión sobre el recorte de temporada y los carteles que componían la misma, hice hincapié en que la política, en este caso el Ayuntamiento, y la Fiesta, representada por la Empresa, deben estar en cercados distintos. La primera tan sólo debe “fiscalizar” que la segunda cumpla con lo que se le exige en el pliego de condiciones que en su día aceptó y “amén”. Mientras que la segunda debe cumplir lo que firmó y “punto pelota”.

Por esto, este año no quiero basar esta síntesis en el resultado de los espectáculos, sino confesar que tengo “miedo, mucho miedo” como dice la copla que en 1965 compuso el maestro Solano para la irrepetible Rocío Jurado, de que la próxima temporada sea mejor que la que ya ha arrastrado las mulillas. ¿Cuál es el porqué de este canguelo?, pues se debe a estas circunstancias que me tienen muy “mosqueado”:

-1ª-Se ha visto muy claro que la terna que forma la UTE, que maneja el timón de nuestra Real Plaza, está resquebrajada y cada socio “rema” en sentido distinto a los demás, así es muy difícil que el barco llegue a buen puerto. Incluso parece que uno de ellos es posible que dé una “espantá” emulando al Divino Calvo.

-2ª-La Empresa ha perdido el apoyo institucional que, al parecer, tenía de la anterior Corporación Municipal, teniendo ahora que “lidiar” con un nuevo Equipo de Gobierno que, hasta que no se demuestre lo contrario, le exigirá que cumpla con las obligaciones que en su día firmó.

-3ª-Soy muy pesimista de que el año que viene, en vista de los resultados que ha tenido durante éste, la Empresa sea capaz de cumplir con el número de festejos que se le exige en el Pliego, es decir “montar” cuatro corridas de toros, una de rejones, dos novilladas con picadores, dos sin los del castoreño y además tres clases prácticas para la Escuela Taurina (a sabiendas de los impedimentos que este año ha puesto para que pudiera darse la única que se ha celebrado), sin olvidar el festejo obligatorio de la Feria del Vino Fino.

-4ª-La afición en sólo dos años nos hemos cansado de esta Empresa, e incluso está previsto que por parte de la Federación de Peñas Taurinas “La Afición”, se le pida al Ayuntamiento la revocación del contrato de arrendamiento, al cual le queda aún dos años de vigor.

Una vez explicadas las causas que argumentan mi falta de Fé de cara al año que viene, tan sólo me queda la esperanza de que el maestro Ortega Cano, quien a mi parecer es el empresario “bohemio” que le hace falta a nuestra Real Plaza, eche como en tantas tardes de su carrera taurina la “pata pa´lante” y ponga a sus socios los “puntos sobre las íes”, sino es así “apaga y vámonos”.

Luís Ángel Iñigo.
 




Últimas Opiniones

Breve pero intensa (14 Septiembre 2018)
Cuarto Milenio (12 Septiembre 2018)
Un abono exprés con un nuevo matador de El Puerto (04 Septiembre 2018)
El Puerto. Menguada y pobre temporada (29 Agosto 2018)
Toros en el Puerto (Cuesta abajo y sin frenos) (25 Agosto 2018)
Pepín Liria y el “tio” de la chistera. (13 Julio 2018)
Y a los dos años….regresó (30 Junio 2018)
Explosión de arte y torería en Ubrique (11 Junio 2018)
El día que David pudo con Goliat (08 Mayo 2018)
José Tomás reaparece en Las Palomas. Variedad en los carteles con la ausencia de David Galván (07 Mayo 2018)


Subir