Toros Notables

Entrega número 76 - (Cantaclaro...Cantarillo))

139. Cantaclaro:

La fuerza del cartel de la ganadería de Torrecilla, de don Julián Llaguno, se demuestra por el hecho de haber sido elegida entre todas las ganaderías mexicanas para el debut del Monstruo de Córdoba, Manuel Rodríguez (Manolete), en la plaza de El Toreo de la Condesa (ciudad de México, D. F.), el (09-12-1945), en que alternó con Silverio Pérez y Eduardo Solórzano, que se despidió ese día. Esa tarde, con Cantaclaro, realizó Silverio una de sus mejores faenas de su vida torera, cortando las orejas y el rabo, recibiendo un puntazo. Manolete, que abrió plaza y confirmó su alternativa, lidió a Gitano, al que realizó una faena indescriptible, cortándole las orejas y el rabo. También como Cantaclaro, Barba Azul I, fue de la ganadería zacatecana de Torrecilla, ya para entonces de don José (Toño) Llaguno, hijo de don Julián. Le tocó en suerte al gran Silverio Pérez, solamente que en esta ocasión tuvo como escenario la plaza México, en la segunda corrida que se celebraba, pues se había inaugurado el coso varios días antes, teniendo como compañero a Manuel Rodríguez (Manolete) -su ahijado-, en un interesante mano a mano. Se le concedieron a Silverio las dos orejas, más el rabo, el primero otorgado en dicha plaza. Pero desconocemos exactamente la fecha.

140. Cantalejos.

El día (05-10-1943), el burel llamado Cantalejo, de pelo negro, con el número 3, de los hijos de don Eduardo II Miura (Don Eduardo III y don Antonio III), fue lidiado en Palma de Mallorca (Archipiélago de las Baleares, España) el día señalado.

141. Cantaor:

El (02-11-1969), la plaza de toros de Torreón (Coahuila, México), quedó vestida de lujo al ser escenario de otro triunfo más de la ganadería mexicana de Zacatepec, propiedad de don Daniel Muñoz, pues esa tarde se lidiaron cuatro de los seis toros de la corrida, que fueron de bandera; el primero, Campero, fue desorejado por el gran torero de Monterrey, Eloy Cavazos, tras realizar una emotiva y completa faena. El segundo, Gladiador, le tocó en suerte al también diestro mexicano Curro Rivera, que echó sobre él toda una gama de toreo alegre y espectacular, haciendo vibrar de emoción y entusiasmo al nutrido respetable; el tercero, Presumido, que como sus hermanos dio una lidia ejemplar, caracterizándose por su bella estampa y demostrando su solera brava y raza durante toda la lidia; el cuarto, Cantaor, fue el broche de oro de aquel memorable festejo en Torreón, que como si sus embestidas armónicas fuesen coplas flamencas que brotaran en el rancho, cantadas para en aquellos años jóvenes diestros Eloy Cavazos y Curro Rivera, así como también para la divisa de colores plomo y rojo.

142. Cantapájaros:

Hijo del astado, de la ganadería sevillana de don Luis Algarra, llamado Aldeano, merece ocupar aquí su lugar por la trascendencia que tuvo en la formación de la ganadería. Estaba marcado con el número 86 y formaba parte de la camada del año 1984, pasando después, en 1986 a ser semental de la ganadería de don Victoriano del Río. Era hijo del semental, de nombre Decidor, nº 7, de don Juan Pedro Domecq y de la vaca Aldeana de la misma ganadería, de estirpe veragüeña. (Foto pág. 33 T. 4 EL COSSIO-2000).

En 1984 murió Decidor y don Luis Algarra, que compartía este semental con don Juan Pedro Domecq, tienta sus últimos seis productos de erales para utreros. De los dos restantes, don Victoriano del Río eligió el de pelaje burraco, nº 66, por “tener cara de noble.” En 1986 fue tentado en la finca de Guadalix de la Sierra por Paco Alcalde, tomando cinco puyazos a toda ley, con puya de novillos y estando tres meses curándose de las heridas. Ese mismo año comenzó a padrear, cubriendo entre 35 y 40 vacas.

Su primer gran éxito lo obtuvo en 1991, con el toro de nombre Rentero, marcado con el número 35, hijo de Aldeano, en San Sebastián de los Reyes, al dar la vuelta la ruedo. El mismo año triunfaron otros dos novillos-utreros también de Aldeano en una novilla en Madrid, en la que Manolo Sánchez le cortó las dos orejas al novillo, llamado Cantapájaros, nº 60 y saliendo por la Puerta Grande. En Valencia, en 1992, César Girón también salió por la Puerta Grande con Entoldado, nº 16, otro hijo de Aldeano, y José María Manzanares realizó la mejor faena de la temporada valenciana, con el toro, llamado Derribado, nº 3, de la misma camada.

El buen juego y triunfo de los hijos de Aldeano continuaron. En 1996, el toro llamado Vivero, marcado con el número 16 fue el triunfador en la plaza de La Coruña, lidiado por Jesulín de Ubrique, y en ese mismo año, el diestro Víctor Puerto cortó dos rejas al toro, de nombre Alcalde, nº 37, en Burgos, siendo considerado el triunfador en aquel ferial castellano. Por último, en agosto de 1996, en la feria de San Sebastián de los Reyes, se le dio la vuelta al ruedo a Pocosol, nº 12, después de haberle cortado las dos orejas y el rabo su matador José Miguel Arroyo (Joselito). Los toros llamados Maleado, nº 53, de 1989, y Desgarbado, nº1 28, de 1993, fueron hijo y nieto de Aldeano; después, sementales aprobados y padrearon en la dehesa El Palomar de Guadalix de la Sierra, bello lugar de la geografía madrileña donde pasta esta moderna, pero prestigiosa ganadería de bravo española.

143. Cántaras:

El día (07-12-1970), en la corrida inaugural de la temporada grande en la plaza México, se lidiaron dos toros de bandera; el primero, llamado Emperador, ambos de la ganadería mexicana de Soltepec, de Reyes Huerta, le correspondió al gran torero Curro Rivera, siendo un astado extraordinario, al que le cortó las orejas y el rabo, contribuyendo a ello la casta y bravura depuradas de tan magnífico ejemplar, que fue arrastrado lentamente sobre el anillo. El segundo toro del mismo festejo se llamó Cántaras, permitiendo con sus notorias características de bravura y nobleza, que el diestro mexicano Alfredo Leal, se ganase dos orejas de su enemigo, mereciendo diestro y toreros grandes aplausos.

144.1 Cantarero:

El burel de don Vicente Romero (imagen página 148, de Jerez de la Frontera, Cantarero (véase imagen en la página 148), fue lidiado en la plaza de El Puerto de Santa María (Cádiz) el (26-07-1871), en una corrida de competencia entre la citada ganadería y la de don Antonio I Miura. Tomó 28 varas y mató nueve caballos. José Negrón (Negri), banderillero nacido en Tomares (Sevilla), figuró en la cuadrilla de Antonio Carmona (el Gordito), y trabajando en ella inauguró la plaza de Cádiz el (16-07-1871). Falleció tuberculoso en su ciudad natal el (03-07-1873), enfermedad que llevó a la tumba a muchos diestros. Fue un excelente peón y banderillero, sin llegar a primera figura de su profesión.

145.2 Cantarero:

El (29-06-1881), el toro de nombre Cantarero, de los Hermanos don Diego y don Pablo Benjumea, lidiado en la plaza de Burgos, le dio un puntazo en el pie derecho al picador José Bayard y Cortés (Badila).

146.3 Cantarero:

El utrero de pelaje retinto, albardao, llamado Cantarero, perteneciente a la ganadería española de don José Gómez, fue lidiado en Madrid el (08-09-1881). Tomó siete varas (*) y mató cuatro caballos.

(*) La lista de los toros notables que recibieron siete varas alcanza la cifra de 47. La inicia el (16-09-1850) el toro, de nombre Ballenato, en el circo madrileño, originando un percance digno de mención: «Salió el cuarto toro, llamado Ballenato, negro azabache, de don Luis María Durán y cuando Puerto le colocaba la séptima vara, casi pegado a las puertas del toril, el astado recargó, elevando el derrote a una altura poco común, y enganchó al picador por la junquera de la armadura de hierro, cerca de la rodilla. De tal modo enganchó el asta, que no podía el animal desasirla de la juntura. En esa disposición llevó arrastrando al jinete hasta los medios, en donde al fin pudo sacar el pitón. El picador sólo sufrió leves contusiones al ser arrastrado, y fue objeto de una ovación de simpatía. El último hasta hoy que cierra la relación es del (02-06-1929), que se lidió en la Plaza de Toros de Valencia, llamado el novillo Calderillo, de pelo cárdeno, de la vacada perteneciente a los hijos de don Eduardo I Miura. Arrancándose de largo tomó siete varas, derribando cuatro veces.

147.4 Cantarero:

La tarde del (17-12-1944), en el coso El Toreo de la Condesa (ciudad de México), recibió la alternativa el diestro español Pepe Luis Vázquez, siendo su padrino Carlos Arruza y testigo Andrés Blando, con Cantarero, de la ganadería mexicana de Rancho Seco.

148.5 Cantarero:

El (23-12-1962) salieron al coso máximo de México, tres nobles y bien encastados bureles, de San Miguel de Mimiahuapam, propiedad del Lic. Alberto Bailleres, cuyos nombres fueron: Rociero, que sirvió para la confirmación de alternativa del diestro de Puerto Real (Cádiz), Juan García (Mondeño); el segundo, Cantarero, para Jesús Córdoba, y Romancero, para Joselito Huerta. Todos los dieron un magnífico juego y los diestros cortaron apéndices.

149.6 Cantarero:

El (27-01-1985), con Cantarero, de la ganadería mexicana De Santiago, confirmó su doctorado en la “Plaza México”, el diestro Manolo Mejías, llevando de padrino a Antonio Chenel (Antoñete) y de testigo a Eloy Cavazos.

150.1 Cantarillo:

Astado berrendo en negro, botinero (*), capirote (**), y caído de cuerna, llamado Cantarillo, perteneciente a la ganadería del duque de Veragua XIV, que se lidió en las fiestas reales que se verificaron el (01-12-1878), resultó bravo y codicioso, puso en aprieto a Rafael Molina (Lagartijo) y a un paje, arremetiendo a los alabarderos. Entre los señores Vela y Floranes le pusieron 14 rejones de los de hoja de peral, a consecuencia de los cuales murió.

(*) Botinero. Se dice del toro que, siendo de pinta muy clara (berrendo, ensabanado, albahío, jabonero o barroso), tiene las cuatro extremidades de un sólo color más oscuro, por lo que parecen como calzadas o abotinadas: «El tal era berrendo en negro, lo cual que no empecé (¡olé por los puristas!) para que de él se diga que fue capirote y botinero.» Luis Montoto, (Poquito Pan). La Época, 1887.

(**) Capirote. Se dice del toro que tiene la cabeza, desde el principio del cuello, de un solo color, distinto del resto de la piel: «Segundo, su color berrendo en negro, Calero nominado, capirote...» (José Velázquez y Sánchez, Don Clarencio. Cartas tauromáquicas.)


151.2 Cantarillo:

El (07-07-1956), recibió el doctorado el diestro Francisco Corpas Brotóns, en la plaza de toros de Pamplona, llevando como padrino a Joselito Huerta y de testigo a Gregorio Sánchez, con Cantarillo, de don Ignacio Sánchez de Sepúlveda, de Yeltes.
 


Subir