Noticias

¿Centauro, mito o realidad?, esta es la cuestión

¿Centauro, mito o realidad?, esta es la cuestión

12 Mayo 2022

Jerez. Primera corrida de la Feria del Caballo 2022. Con más de media plaza se han lidiado seis toros de Fermín Bohórquez, bien presentados y reglamentariamente “arreglados” para rejones. Los encargados de su lidia a caballo fueron

 



Rui Fernandes (Casaquilla azul y oro): silencio y oreja

Sergio Galán (Chaquetilla marengo): oreja y ovación

Diego Ventura (Chaquetilla terciopelo tabaco): dos orejas y dos orejas.

 

Antes del comienzo del festejo el público asistente disfrutó de una exhibición de coches de caballos. Los tres rejoneadores brindaron a D. Álvaro Domecq (a quien este año va dedicada la Feria Taurina), Fernandes y Ventura sus primeros toros y Galán su segundo.

 

Saltándome la antigüedad de los caballeros rejoneadores, aunque hay que señalar que en la cartelería anunciadora existe el error de aparecer Sergio Galán como cabeza de cartel, quiero empezar mi crítica taurina con la actuación del tercer actuante, que fue Diego Ventura.
La pregunta que me hago en el titular sobre el ser mitológico mitad hombre y mitad caballo, creo que hoy ha tenido la respuesta en el coso taurino de la “Ciudad del Caballo”, como mundialmente se conoce a Jerez de la Frontera. Diego Ventura es humano pero cuando monta sobre un equino torero se transforma y pasa a ser uno de aquellos seres que trotaban según la mitología griega en las montañas de Tesalia, o como otro ejemplo, como el Dr. Jekyll que cuando tomaba la “poción” se convertía en Mr. Hyde.


Inconmensurable ha sido hoy la actuación de Ventura en Jerez. A su primer toro, que salió con muchos pies de chiqueros, lo recibió camperamente con la garrocha a lomos de “Generoso”. Tras un rejón de castigo cambió el tercio y banderilleó con “Velásquez” de manera majestuosa llevando al astado cosido a la cola y clavando en todo lo alto. A continuación montó sobre “Lio”, que haciendo alusión a su nombre formo un auténtico lio quebrando al de Bohórquez. Para culminar la faena sacó a “Guadiana” con el que clavó un precioso par de banderillas a dos manos. Tras un rejón de muerte el rejoneador tuvo que echar pie a tierra y toreramente después de un molinete, que lo firmaría la máxima figura del toreo a pie, descabelló al primer intento. Dos orejas fueron a parar a las manos del de La Puebla.


Al sexto de la tarde lo esperó en el centro del anillo para clavarle un portentoso rejón de castigo a lomos de “Guadalquivir”. En primer lugar para banderillas usó a “Fino”, dándole mucha distancia al toro y dejándoselo venir hasta los pechos del caballo para clavar. Con “Bronce” rejoneó sin cabezal poniendo a hervir los tendidos jerezanos. A lomos de “Guajiro” finalizó la faena con las cortas y un rejón que no fue suficiente para acabar con el burel. De nuevo un golpe certero de verduguillo fue el prólogo para que a sus manos fueran a parar las dos orejas.


-Rui Fernandes utilizó dos rejones de castigo para parar a su primer oponente. El portugués con las zarpas anduvo firme dejando llegar al toro hasta los pechos del caballo para quebrar con maestría. Continuó la lidia clavando con pureza y clasicismo, mostrando la gran doma de sus cabalgaduras. Tras un rejón de muerte uso el descabello en varias ocasiones lo que le privó de triunfo.


El cuarto de la tarde fue el toro más frio del encierro. Un manso que extrañamente no buscó las tablas, sino que se emplazó en los medios y allí esperaba a que los jacos le acosaran para embestir sin clase. Fernandes, con mucho pundonor y confianza en su cuadra logró plantarle cara y realizar un meritorio tercio de banderillas. Tras un certero rejón, cortó una oreja como premio a su oficio.


El segundo de tarde salió frio de chiqueros, pero tras el primero de los dos rejones de castigo que recibió espabiló y embistió con ímpetu a Sergio Galán. En banderillas es toro era tardo y esperaba a que los caballos pisaran sus terrenos para embestir. El madrileño es sin duda el ejemplo de rejoneador clásico, es decir el buen jinete que sin aspavientos ni excentricidades realiza la labor pulcra de clavar al estribo. Tras un pinchazo logró cortar una oreja.


Al quinto de la tarde también le puso dos rejones de castigo. En banderillas volvió a mostrar su gran concepto del rejoneo clavando de frente y saliendo con torería de la cara del toro. Una faena de categoría que se vio empañada con el mal uso del rejón de muerte.


Luis Ángel Iñigo.
 

 



 






Últimas Noticias

El Puerto y su pregón taurino
Visita de `De Sal y Oro¨ a la ganadería de `Lagunajanda¨
Exposición XXV Aniversario de alternativa de Morante de la Puebla
El Arte vs El Valor.
Toros sin “Torre ni Estrella”
Morante sin suerte, “Juli” en maestro y Manzanares volvió a ser novillero
¿Centauro, mito o realidad?, esta es la cuestión
Ana Mestre, aficionada y enamorada del Mundo del Toro
El novillero de El Puerto Victor Barroso semifinalista del Circuito de Novilladas de Andalucía
Carteles Feria del Caballo de Jerez
Debut con picadores del portuense Víctor Barroso
El novillero Víctor Barroso `arropado´ por El Puerto ante su debut con picadores
De Sal y Oro” recordó a Víctor Manuel Coronado en El Puerto
Otra fecha para la historia de la Plaza Real de El Puerto
Exposición fotográfica en “De Sal y Oro” en El Puerto



Subir