Noticias

Oreja por coleta en Bayona

Oreja por coleta en Bayona

05 Septiembre 2010

Bayona. Casi lleno en tarde de calor sofocante. Toros de Torrealta, de distinta presentación y juego.

Enrique Ponce, silencio, oreja y silencio;
Sebastián Castella, oreja, ovación y ovación.

Al romper el paseíllo Ponce ha recibido un calurosa ovación por sus 2.000 corridas que ha compartido con Sebastián Castella.
 



No fue en puridad un mano a mano, sino una corrida de dos y no de tres. Seis toros de Torrealta. Dieron buen juego tres de ellos: un segundo acapachado de buen son; un tercero bastante combativo; y un cuarto de más corazón que “finales”. Se entiende por “finales” irse largo en los viajes. O algo así. Dos de los buenos, para Castella. El otro, para Ponce, en el arranque del segundo milenio de su vida profesional. Esta de Bayona era la corrida 2001 de su carrera. No una odisea. Ni el camino de retorno, ni el viaje a ninguna arte. Una más.

Fatigado, perezoso, comodón, Ponce, suelto en lances de manos altas en el saludo, se vio sorprendido por la viveza del tercer toro después de banderillas. La viveza trajo velocidad y, como a todas las faenas de prisas, a ésta le faltó no tanto asiento como propiamente temple. La mano larga y buena del toro fue la izquierda, mejor que la otra, y por eso el toro fue para Ponce un contramano, resuelto, por cierto, con el oficio sencillo de quien lleva tantos toros en la cuenta. De abajo arriba cuando tocó torear en sentido inverso. Acelerado y aprovechón el toreo en redondo: ligereza. Un bajonazo. Pero prosperó una petición minoritaria de oreja. Como vela de tarta. Después del paseo, una charanguita entonó los acordes chuscos del Happy Birthday, que no procedía. Pero se entendió el mensaje.

El duelo no fue tal: ni un mal quite de desafío que llevarse a la boca. Los casi tres mil espectadores de la matinal sin caballos estaban a la hora de la siesta ponderando todavía lo tiesas que en la final de novilleros se las habían tenido los dos finalistas, un Fernando Adrián y un Juan Leal, de la Escuela de Arganda los dos. Ponce le pegó al primero de Torrealta lances de polvorón; Castella, capotazos de tanteo al buen segundo y tres o cuatro muy trapaceros al cuarto; Ponce, sólo lances de prueba y amarre al quinto; y, el fin, Castella tuvo el detalle de estirarse con unas chicuelinas más planas que nada en el sexto. Y una revolera de remate. Envarillado el capote sin vuelo de Castella; de dimensiones marineras el de Ponce. Un mano a mano sin quites es como un día sin sol. De triste apariencia.

Castella sufrió en el primero de sus turnos una cogida aparatosa: por torear sobre la inercia y abusar de las tomas fuera de cacho. La cogida se saldó con un doble desgarro de taleguilla. No es traje nuevo. Se remendó con un macroparche de esparadrapo. La cogida obró su efecto: se asustó la gente. No el torero, que tan pancho, por fuera y de oficio. Una estocada soltando el engaño. Una oreja. Generosa. Los momentos más felices los vivió Castella con el cuarto, al que se acabó metiendo entre las manos en nudos circulares cambiados de buen dominio. Pero al trabajo le faltó el argumento primero y obligado: toreo de calado. Hubo propósitos –descaro, distancia-, pero sólo la intención.
Con la corrida muy apagada de ritmo, Ponce apenas ocultó su desgana con un quinto que pegó taponazos y no quiso jugar. Y Castella, más entregado cuando se le paró el sexto que antes de parársele, puso nervioso entonces a los pusilánimes y a los que creen en los magos pero no en los reyes.
Colpisa - Barquerito


 



 






Ăšltimas Noticias

Recital de Morante por Bulerías y de Manzanares por Soleares en Jerez
Premios Asamblea Taurina de Cádiz temporada 2020
La Junta de Andalucia presenta sus premios taurinos “Provincia de Cádiz”.
Juan Ortega, de la Grada 4 a la Puerta Grande de Jerez
El Puerto ya tiene Temporada Taurina 2021
Azulejo dedicado a Galloso en la Plaza de Toros de Jerez
Último acto del L Aniversario de la alternativa de Galloso
Competencia en el ruedo e incompetencia en el Palco Presidencial
La Plaza de Toros de la Isla cumple 150 años
“Galloso-El Niño”,
Presentación del libro “Galloso, mi historia en palabras”
Galloso en su L aniversario de alternativa
Rafael Ortega: cien años del toreo puro (II)
Rafael Ortega: cien años del toreo puro (I)
Definidos los cinco carteles clasificatorios del XXVII Ciclo de Novilladas de Canal Sur



Subir