Noticias

Castella, dos orejas en México.

Sebastián Castella salió a hombros tras las dos orejas que cortó. Foto: Juan Ramos/ESTO

Castella, dos orejas en México.

22 Noviembre 2010

México 21 Novbre.. Casi lleno.Tercera de la Temporada Grande. Toros de Xajay. desiguales de presentación y juego.

Fernando Ochoa, división y pitos tras dos avisos;
Sebastián Castella, oreja en ambos;
Arturo Macías, palmas y pitos tras aviso.
 



El diestro francés ha reafirmado una vez más su categoría de figura del toreo con su actuación de ayer en la Plaza México, en donde cortó dos orejas y salió a hombros de los entusiastas concurrentes, pero hay que señalar que fue un triunfo sin esa contundencia de otras ocasiones, pues la concesión de la segunda oreja fue deslavada y tampoco fue del pleno convencimiento del matador, que se la guardó antes de dar la vuelta y de que arreciaran las protestas. El juez la soltó con mucha facilidad.

Desde luego un triunfo es un triunfo y siendo en Plaza México tiene una credibilidad sobrada y los dos apéndices quedarán grabados en los anales del coso.

Con esto no queremos restarle los méritos sobrados de que goza el francés entre la afición mexicana, donde se le quiere de verdad y ayer estuvo en lo que es: un torero de grandes proporciones con su capacidad torera y sus muchos recursos. Su clase, su temple, valor, su maestría los puso de manifiesto sin reserva alguna, sobre todo en la faena que le cuajó a su primero, no así en su segundo, que dio la impresión que no se desempeñó en toda su valía, pero que sus seguidores lo aceptaron de buena gana. Sus dos toros dieron distinto juego y distinto fue el desempeño del matador galo.

Por su parte, el michoacano Fernando Ochoa tuvo dos toros a los que les pudo esculpir esas faenas de arte, pero no y perdió las orejas principalmente por sus fallas a la hora de matar y en su segundo, al parecer, se lesionó los dedos de la mano izquierda.

 

Sebastián Castella

Mientras, el aguascalentense sin perder su prestigio no le tocaron en suerte los toros con los que podía triunfar. Él estuvo tesonero, buscando el triunfo que tanto anhelaba y que no llegó, pero les buscó las cosquillas a los dos, principalmente al segundo que fue indefinido.

EL FESTEJO

El gozo se fue al pozo para este festejo. Había un clima especial para presenciar esta corrida, con mucho ambiente entre los aficionados que se relamían pensando en que iban a presenciar una corrida de historia. Día cálido, con sol y por la tarde clima templado, tranquilo sin ninguna amenaza en contrario de la fiesta brava. Y en los corrales un encierro fino, de bonita estampa, muy parejos en presentación, con su edad y peso reglamentario y todos ellos debidamente seleccionados. Y los matadores con un vitae lleno de triunfos y de ilusiones por salir con las banderas al aire.

Los aficionados desde luego registraron un entradón en algo así como media plaza, que se calcula en unos veinte mil aficionados, pues todo el numerado estaba ocupado.

Los toros no engañaban a nadie ejemplarmente presentados, bravos que en general se dejaron torear, menos los corridos en quinto y sexto que presentaron problemas, pero nada que no se pudiera resolver. Todos acudieron a los caballos y recargaron sin matarse en los petos. El único pero que se les puede poner es que todos perdían las manitas de continuo.

Fueron aplaudidos el primero, segundo y tercero y pitados los otros tres, sin nada resonante.

Los nombres de los toros fueron alusivos al desaparecido picador de toros Venustiano Pacheco, que fue el tentador oficial de la ganadería. Un gesto que dice muchas cosas buenas del criador queretano, Xavier Sordo Bringas.

CASTELLA

Sebastián se lució con el capote en verónicas y en quites por chicuelinas. Con la muleta inició su labor con pases por alto a pies firmes y se dio a torear por ambos lados, pues el astado fue claro con recorrido y bravo, y él no escatimó su arte y valor y los muletazos fueron largos y templados, de seda pura. Cambios de manos y desplantes saliendo garboso. Intercaló el martinete, la vitamina y concluyó haciendo la dosantina y la capetillina. Desplantes y señaló un pinchazo antes de una estocada, algo traserilla y a petición del público se le otorgó la oreja y aplausos al toro.

Su segundo no tuvo las buenas condiciones de su primero. Mostró un peligro sordo y desarrolló sentido, pero ahí estuvo la muleta del francés que no puso reparos en lograr pases de gran intensidad combinando el toreo por alto, el desdén y de la firma para que se desgranaran las ovacione. La faena no fue todo lo limpia que pudiera ser, muchos enganchones, el toro se quedaba corto y tiraba los gañafonazos. Pero Castella lo domeñó, pues estuvo valiente y torero y tuvo buenos momentos sobresalientes. Tres cuartos de acero para la segunda oreja y pitos al toro. La oreja se la guardó y pareció que dijo que era para él.

OCHOA

Se vio que Fernando Ochoa iba a conquistar un gran triunfo después de ver las bellas verónicas que logró a su primero, previamente de ejecutarle una larga cambiada y las chicuelinas ajustadas. Sin embargo fue una faena de mucha calidad y muy variada con adornos de toda clase con la finura que tiene en las manos. El toro fue muy bueno con recorrido, mucho son y embestida clara, pero no pudo concluir su obra pues pinchó antes de que muriera Pacheco. Logró tandas muy ligadas que le corearon fuerte, pero no alcanzó a redondear su pieza. Aplausos al toro. En su segundo tuvo momentos brillantes, pero escalonados que no pudieron hacer un todo y escuchó dos avisos. Uno por alargar la faena y el otro por fallar con la espada. Se lesionó dos dedos y lo abuchearon feamente.

MACÍAS

Arturo Macías no tuvo enemigos al frente, pero no se desanimó y les buscó las cosquillas a sus dos. Y también tuvo momentos que brillaron intensamente, pero sin el acabado que se necesita para una faena. En su primero se lució en gaoneras que fueron de gran impacto desde su preparación y luego en el centro del ruedo el péndulo con dos cambiados por la espalda y seguir por ayudados. Faena variada de buena exposición, pero a Arturo se ve que ya lo miden con otro rasero y le exigen. Terminó con bernardinas y mató al segundo viaje y un golpe de descabello. Y se retiró en silencio; en su segundo, por más que le insistió no .logró su objetivo a pesar de que estuvo a punto de sacarle la faena. Mal a la ahora de matar

ESTO
 



 






Últimas Noticias

Premios Asamblea Taurina de Cádiz temporada 2020
La Junta de Andalucia presenta sus premios taurinos “Provincia de Cádiz”.
Juan Ortega, de la Grada 4 a la Puerta Grande de Jerez
El Puerto ya tiene Temporada Taurina 2021
Azulejo dedicado a Galloso en la Plaza de Toros de Jerez
Último acto del L Aniversario de la alternativa de Galloso
Competencia en el ruedo e incompetencia en el Palco Presidencial
La Plaza de Toros de la Isla cumple 150 años
“Galloso-El Niño”,
Presentación del libro “Galloso, mi historia en palabras”
Galloso en su L aniversario de alternativa
Rafael Ortega: cien años del toreo puro (II)
Rafael Ortega: cien años del toreo puro (I)
Definidos los cinco carteles clasificatorios del XXVII Ciclo de Novilladas de Canal Sur
Presentados los actos del L Aniversario de alternativa de Galloso



Subir