Noticias

Morante no quiere, El Cid se lleva dos orejas y Leandro un trofeo en Ledesma

Manuel Jesús "El Cid"

Morante no quiere, El Cid se lleva dos orejas y Leandro un trofeo en Ledesma

27 Junio 2011

Ledesma (Salamanca). Un cuarto de plaza. Se han lidiado seis toros de la ganadería salmantina de Garcigrande, bien presentados, entre los que ha sobresalido el quinto, con vuelta al ruedo, mientras que el cuarto y el sexto han recibido los pitos del respetable.

Morante de la Puebla: Ovación y pitos.
Manuel Jesús El Cid: Ovación y dos orejas.
Leandro: Una oreja y palmas.



 



El Cid fue el triunfador de una desigual corrida con los hierros de Garcigrande y Domingo Herández, en la que destacó el matador sevillano con el quinto, al que desorejó y dieron la vuelta al ruedo, tras una fuerte e insistente petición del público a la que se negaba incomprensiblemente la Presidencia. Muchas veces, duele decirlo, el propio ‘enemigo’ de la fiesta está en la misma fiesta, en esas personas que se sienten superiores por el simple hecho de figurar alguna tarde en los palcos de plazas de tercera. El público debe mandar, pedir y exigir, es el que paga y no el ‘protagonista’ del momento. Morante poco pudo hacer ante el peor lote de la tarde, aunque eso sí con el agravante del viento que tampoco fue disculpa que digamos, y Leandro cortó una oreja del buen tercero en una tarde de cara y cruz, pero en la que dejó destellos de la gran clase y arte que atesora este matador perteneciente a la Escuela de Salamanca.

El Cid debutaba en Ledesma y como buen ‘campeador’ llegó y venció conquistando la villa medieval. El torero de Salteras, muy dispuesto a cumplir como buen profesional, a lo largo de toda la tarde, tuvo en el quinto toro, con el hierro de Garcigrande, un perfecto aliado para ganarse al respetable y no tanto a la Presidencia –incomprensible las orejas a precio de oro como decía un tocayo de la prensa local en la jornada de ayer-. El Cid recibió con el capote abierto ejecutando unos lances estéticos, largos y ceñidos que hacían presagiar lo que se avecinaba después. El toro fue largo y lo hizo por los dos pitones. El matador consiguió ligar largas series de muletazos por el pitón derecho. Muletazos profundos a los que no perdía pasos y la faena se iba haciendo más maciza, más profunda que hacía batir palmas y olés. El de Salteras le iba cogiendo más aire a la embestida del de Garcigrande, jugando con los tiempos y la distancia. Además, con la mano izquierda, de la que Cid es un virtuoso y los estéticos pases de pecho de pitón a rabo, culminaron una faena larga e intensa que remató con una gran estocada y cosechó dos orejas muy pedidas por los aficionados que le permitieron salir por la Puerta Grande.

El segundo, del hierro de Domingo Hernández, fue vistoso con el capote. Brindó al público en su debut e inició el trasteo por bajo aprovechando la calidad de las embestidas del toro. Ligó los muletazos por el pitón derecho, ya que por el izquierdo lo intentó pero el animal no iba. A partir de ahí la faena se diluyó. Pinchazo y media estocada. Ovación con saludos.

Hubo calidad y toreo muy bueno de capote en el primero del lote de Leandro, un toro de Garcigrande que aunque se abrió un poco repitió codicioso y con buen son a los engaños del matador. La cadencia y el empaque fueron las armas de Leandro frente a un buen ejemplar de Garcigrande. El matador fue a más también por el pitón izquierdo, ejecutando muletazos largos y templados jaleados por el respetable que estaba con el torero y un final de faena muy propio del matador de Valladolid, que precedieron una estocada casi entera y una oreja y palmas para el toro.

En el sexto, quizás el toro más fuerte del encierro, Leandro lo intentó, pero poco pudo hacer el matador pucelano. Una faena que no fue del agrado de la mayoría del respetable, pero que tuvo también su esencia por las condiciones del de Domingo Hernández. Aun y así, Leandro fue ovacionado y no pudo redondear la tarde, a pesar de que contaba con muchos seguidores del buen toreo de este matador.

Morante de la Puebla debutaba también en Ledesma y lo hizo buscando el lucimiento de capa pero quedó ahí, en las probaturas. Morante realizó una faena desigual, a tiempos se puede decir, intermiente también por el viento que molestó al de La Puebla toda la tarde, y cuando el viento molesta… Morante se parao. Y saludo una ovación. Sí se lució Morante a la verónica con el cuarto, un toro de Domingo Hernández al que le faltó humillar y más brusco que sus hermanos. La tomaba sin entrega y topaba en la franela del diestro. El público protestó al torero las precauciones que imprimía en cada uno de su muletazos, aunque tampoco puso mucho de su parte, pero ya sabemos cómo es este matador cuando ‘no lo ve claro’ y no puede lucirse con ese torero tan personal. Además, para colmo, Morante mató mal y el público lo abucheó

salamanca24horas.com



 






Últimas Noticias

Reconocimiento de la Peña `Niño Villar´ de El Puerto al torero Octavio Chacón
El Ateneo de Cádiz recuerda al maestro Rafael Ortega
El Centro de Congreso acogió el homenaje al maestro de maestros Rafael Ortega en San Fernando
Homenaje al maestro de maestros Rafael Ortega en San Fernando
Juan de María galardonado por `El Rincón del Arte´ en El Puerto
Víctor Cerrato, “Triunfador” de la IX Competición Provincial de las Escuelas Taurinas de Cádiz 2021
Reconocimiento de “De Sal y Oro” a Alejandro Morilla y Eva Morales en El Puerto
Ángel Delgado, declarado en la gran final de Estepona “Triunfador” del XXIII Certamen de Becerristas
Morante de la Puebla, ganador del XVIII Premio 'Al Detalle para el Recuerdo' de la Feria de San Miguel
Gullermo Hermoso de Mendoza sale por la Puerta del Príncipe en la de rejones
Curro Díaz, David Galván y Ginés Marín hacen honor al maestro Rafael Ortega
Perera y Roca Rey cortan una oreja cada uno en la séptima de abono
Juan Ortega vuelve a bordar el toreo con el capote y corta una oreja en el mano a mano
Encuentro entre Gines Marín y la afición de Jerez
Emilio de Justo corta dos orejas y roza la Puerta del Príncipe en el mano a mano



Subir